Casual y elegante: 7 Reglas de Oro

Los hombres también se preocupan por verse atractivos y presentables. Pero, ¿cómo vestir informal sin dejar de ser elegante

Casual y elegante

Podrá sonar difícil, pero es incluso más fácil de lo que parece. Aquí les ofrecemos un par de reglas útiles:

1. Cuestión de color. Trate de usar no más de 3 colores distintos, pero armoniosos entre si. Los colores más brillantes se utilizan en pequeñas proporciones, como en los accesorios o detalles.

2. Adiós gráficos y publicidad. Opte por camisas para ir a trabajar y polos o playeras en tonos uniformes o texturas para el diario.

3. Prendas íntegras y sin agujeros. No utilice pantalones rotos o deslavados, busque mejor los de corte recto y tonos lisos. Busque colores que combinan con facilidad, como el azul, blanco, beige o negro.

4. Complementos y accesorios. De preferencia, se debe buscar que el cinturón y los zapatos sean del mismo color o similares.

5. Sencillez y discreción. Una persona elegante no es ostentosa, al contrario: no tiene nada que demostrar, pues sabe quién es y qué posee.

6. Evitar tenis deportivos o chanclas. Éstos fácilmente se pueden sustituir por sandalias, náuticos o botas según la estación del año. También cuide que sus zapatos siempre estén limpios y presentables.

7. Higiene y limpieza. ¡Es nuestra carta de presentación! Un cabello limpio y bien peinado, un rico perfume, dientes cepillados, la barba rebajada y definida o bien, prescindir de ella.

Como podrá ver, ser elegante es cuestión de actitud, estilo y claro… un poco de cuidado en lo que portamos. Lo que utilicemos deberá proyectar quiénes somos y que nos sentimos felices en nuestra propia piel.

 

 

 

Deja un comentario

Navigation

Mi Bolsa

Close

Wishlist

Close
Viewed

Recently Viewed

Close

Quickview

Close

Categories